Las pantallas de los smartphones se han convertido en un gran punto diferenciador a la hora de elegir un terminal. Hay quienes se fijan en características técnicas como tamaño, resolución, densidad o incluso ancho utilizable. Y no nos extraña nada, ya que cada vez utilizamos más estos dispositivos para tareas tan visuales como ver series o películas, escribir o incluso dibujar.

Es tal su importancia, que proteger la pantalla del smartphone es la principal preocupación que tienen nuestros clientes cuando acuden a nuestras tiendas, ya que los arañazos o roturas pueden empobrecer enormemente su experiencia de usuario. Además, el coste de instalación de una nueva pantalla puede significar más de la mitad del valor del terminal, por lo que nuestros bolsillos agradecerán que estén adecuadamente protegidas. 

Si eres de los que no se conforman con cualquier opción, traemos un post dedicado a los dos principales materiales de protección de pantalla: el cristal templado y el hidrogel. Si quieres saber cuál de los dos es el adecuado para tu móvil, sigue leyendo. Te contamos las principales diferencias entre el cristal templado y el hidrogel, así como los beneficios que aporta cada uno. ¡Vamos allá!

Qué es el Cristal Templado

El cristal o vidrio templado es un material fabricado a partir de procesos químicos y/o térmicos que aseguran una resistencia mecánica y térmica. Es decir, a través de su fórmula de fabricación se consigue que pueda resistir a los cambios de temperatura y a los impactos.

El vidrio templado puede ser hasta cinco veces más resistente que el vidrio común. Además, si se rompe, sus fragmentos resultantes tienen bordes menos puntiagudos que evitan que acabes con cortes o magulladuras.

Por estas características tan únicas, este material es utilizado para la fabricación de mamparas de ducha, mesas, y, por supuesto, para los protectores de pantalla.

La particularidad de estos últimos es que están formados por varias capas que juntas no deben sobrepasar el medio milímetro de grosor. En un cristal templado para móviles encontraremos una primera capa de silicona pensada para absorber golpes, una cobertura oleófoba que evita brillos y reflejos, y finalmente el cristal templado, que sella la cobertura.

Ventajas del Cristal Templado

Como comentamos anteriormente, el cristal templado tiene unas características que lo hacen increíblemente resistente. Gracias a eso podremos llevar el móvil en un bolso junto a otros objetos sin miedo.

Además de resistencia, el cristal templado ofrece un tacto similar o igual al de la propia pantalla del smartphone, al que ya llevamos años acostumbrados. 

La colocación del cristal templado es más fácil que la del hidrogel, aunque requiere su maña. En [KARKASA} ofrecemos su colocación gratuita, por lo que no tendrías que preocuparte por ello. 🙂

Inconvenientes del Cristal Templado

Los bordes del cristal templado son más finos, por lo que son una zona delicada ante microrroturas. Si tienes mala suerte, objetos como llaves o monedas pueden provocar que se astille, con lo que es conveniente llevar una funda que monte para evitar tener esta zona desprotegida y alargar así la vida del mismo.

En las pantallas curvas el cristal no se pega del todo bien, generando burbujas de aire entre la pantalla y el cristal templado. Como solución, algunos modelos que tienen cristales recortados, que dejan parte de la pantalla al aire (aunque también desprotegida).

El cristal templado puede generar problemas de reconocimiento de huellas con algunos modelos de móvil que llevan el lector debajo de la pantalla, debido al grosor del cristal y su pegamento interno.

Qué es el Hidrogel

El hidrogel es otro material de protección elaborado a partir de una resina de poliuretano flexible o polietileno de alta ductilidad. La química versátil de este tipo de resinas ofrece una mayor adaptabilidad, convirtiendo al hidrogel en la alternativa perfecta frente a la rigidez del cristal templado.

 

Ventajas del Hidrogel

Al estar fabricado de un material flexible tiene una mayor capacidad de absorción ante un impacto, con lo ofrece una mayor protección contra golpes fuertes. También se pega muy bien en las pantallas curvas, además de permitir cubrir la práctica totalidad de la pantalla. 

En [KARKASA} ofrecemos 2 posibilidades de recorte en el hidrogel: pantalla completa o pantalla recortada, seleccionando la que mejor se adapte a la funda de nuestros clientes. De todas formas, siempre es superior a la superficie de protección que ofrecen la mayoría de los cristales templados.

Al ser de un grosor inferior al cristal, el hidrogel ofrece un funcionamiento óptimo con los móviles que llevan integrado el sensor de huella dactilar en la pantalla. Además, el hidrogel que ofrecemos en nuestras tiendas tiene una importante característica añadida: se regenera frente a marcas de huellas, uñas y hendiduras. 

Inconvenientes del Hidrogel

Al estar fabricado con un material flexible, si lo llevamos en un bolsillo o bolso junto con llaves, monedas u objetos metálicos, se marca y deteriora con más facilidad. Su tacto no recuerda tanto al de una pantalla de smartphone, sino que es más oleosa. Aunque pueda parecer un inconveniente, muchos de nuestros clientes prefieren ese tipo de sensación. Es cuestión de gustos. 🙂 

Debido a su característica regenerativa, el hidrogel suele ser más caro que el cristal templado, pudiendo costar hasta el doble. Sin embargo, si el diseño de tu móvil pide un tipo de protección más adaptable y te molestan las marcas de huellas, creemos que agradecerás haber pagado la diferencia.

También es más difícil colocarlo en la pantalla, pero como en [KARKASA} te lo colocamos nosotros, así que realmente no cuenta como inconveniente, ¿verdad?. 😉

Esperamos que te hayan quedado más claras las diferencias más significativas entre el cristal templado y el hidrogel. Si necesitas renovar la protección de tu móvil recuerda que ofrecemos ambos protectores de pantalla en nuestras tiendas. Y si te haces del Klub Karkasa podrás disfrutar de una garantía gratuita antirrotura de cristal y funda durante un mes.