Que somos la sociedad de las pantallas es un hecho. En los últimos 15 años los móviles han evolucionado hasta convertirse en un elemento totalmente imprescindible en nuestras vidas. Hoy en día nuestro móvil va mucho más allá de un simple objeto comunicativo, no solo telefónicamente o a través de mensajería y redes sociales, nuestros móviles se han convertido en dispositivos de almacenamiento de nuestras vidas.

Los utilizamos como herramienta de trabajo, para jugar, para reproducir música, ver vídeos, hacer fotos, como GPS, para controlar nuestra actividad o nuestro sueño, etc. y así con cientos de funciones, tantas como aplicaciones existen. La tecnología ha avanzado tanto que incluso hemos llegado a poder usar nuestro teléfono como una tarjeta de crédito para efectuar pagos. 

Gran parte de nuestra vida está contenida en un aparato del tamaño de la palma de nuestras manos. Y aquí es donde la seguridad juega un papel determinante.

A partir de la búsqueda de velar por nuestra seguridad y la de nuestros datos, si lo pensamos bien por sus características el teléfono móvil resulta un elemento relativamente fácil de perder o de que nos lo roben, nace el método de desbloqueo a través del reconocimiento facial. Esto nos ofrece una seguridad casi infranqueable en nuestros dispositivos puesto que, como resulta obvio, no existen dos rostros exactamente iguales. Otra de las ventajas que encontramos en el desbloqueo por reconocimiento facial es que resulta muy rápido y cómodo. Estas virtudes hacen que un gran número de usuarios se decanten por este método de seguridad.

Hasta aquí todo bien, pero, con la llegada de la pandemia ocasionada por la Covid-19 y la obligación de llevar mascarilla que se ha impuesto en muchos países surgen los problemas para los sistemas de reconocimiento facial.

Hay que tener en cuenta que, entre otros datos biométricos, estos algoritmos se valen de la disposición de los ojos, la nariz y la boca para poder identificar a los usuarios.

 Las empresas se encuentran trabajando en que el algoritmo pueda reconocer a los usuarios con mascarilla sin problemas, pero esos avances están siendo bastante lentos. Por el momento ningún fabricante ha presentado ningún método oficial que pueda ayudar a los usuarios. Por eso, en el post de hoy te traemos una serie de consejos sobre cómo mejorar el reconocimiento facial de tu móvil con mascarilla. 

En Android

Para utilizar el truco que te vamos a ofrecer en tu móvil con sistema operativo Android, debes cambiar la configuración de tu ID, esto te llevará solo un par de minutos.

Los pasos a seguir con los siguientes:

  1. Para configurar tu nuevo desbloqueo facial con mascarilla tienes que entrar en Ajustes – Seguridad y una vez ahí acceder a Desbloqueo facial.  
  2. Primero debes borrar el rostro que hubieras registrado previamente y volver a guardarlo, esta vez haciéndolo con la mascarilla puesta durante el 30% o 40% del proceso (si tu móvil no marca el porcentaje puedes calcular un poco menos de la mitad) y luego quitártela. 
  3. Una vez se hayan guardado los nuevos datos biométricos, el sistema mejorará su detección, aunque llevemos la mascarilla puesta. En teoría podrás aplicar este truco con todo tipo de móviles Android.

En iOs

Si cuentas con un sistema operativo iOS existe una variación interesante.  Consiste en que no te hará falta borrar el perfil existente y podrás añadir uno nuevo que el propio iPhone será capaz de distinguir en función de si llevas la mascarilla o no.

De hecho, Apple va por delante y desde mediados del año pasado ha mejorado el uso de su sistema de reconocimiento facial, Face ID, con mascarilla. La actualización no ha sido todavía la que esperábamos alegando temas de seguridad. Según la empresa de la manzana, si Face ID utilizase únicamente una parte de la cara sería más fácil engañar al sistema puesto que la información utilizada sería menor.

Es por ello por lo que Face ID permite crear un perfil secundario con mascarilla y sí reconoce al usuario cuando la lleva puesta, pero en lugar de desbloquear directamente el dispositivo facilita el acceso del usuario al campo de código. Por lo que, cuando uses mascarilla deberás introducir un código de desbloqueo secundario. Esto tiene el hándicap de que no podrás beneficiarte al completo de la rapidez del desbloqueo por reconocimiento facial de tu móvil, pero la ventaja de que el sistema seguirá garantizando la seguridad de tu dispositivo.

Todavía se espera que las compañías sigan avanzando en la investigación del desbloqueo por reconocimiento facial y las mascarillas. Pero mientras tanto, con estos sencillos trucos, podrás garantizar la seguridad de tu dispositivo a la vez que desbloquear tu móvil rápidamente sin exponerte a quitarte la mascarilla.